Ciertamente. La gran parte de nuestros dispositivos poseen la capacidad de conectarse a Internet a través de cable o WiFi, permitiendo la actualización de contenidos desde cualquier ubicación global. Realizar conexiones y gestionar contenidos de manera remota puede requerir habilidades técnicas, más afines a un especialista en redes. Por este motivo, ponemos a su disposición el servicio de actualización de contenidos, facilitando ajustes de acuerdo a la hora o el día.